Search
Craneosacral Biodinámica - Quiromasaje y terapias manuales Ciudad Real
fade
7339
page-template-default,page,page-id-7339,page-child,parent-pageid-7307,eltd-core-1.0,averly-ver-1.0,eltd-smooth-scroll,eltd-smooth-page-transitions,eltd-mimic-ajax,eltd-grid-1200,eltd-blog-installed,eltd-main-style1,eltd-disable-fullscreen-menu-opener,eltd-header-standard,eltd-sticky-header-on-scroll-down-up,eltd-default-mobile-header,eltd-sticky-up-mobile-header,eltd-dropdown-default,eltd-,eltd-fullscreen-search eltd-search-fade,eltd-disable-sidemenu-area-opener,wpb-js-composer js-comp-ver-4.12,vc_responsive
 

Craneosacral Biodinámica

-Una nueva visión de la terapéutica-

¿En qué consiste la craneosacral?

El concepto craneal reconoce que en el cuerpo hay una fuerza de vida dinámica que puede ser palpada por el terapeuta, como un movimiento sutil.

Esta fuerza es la que integra todos los procesos fisiológicos y restablece las funciones del organismo, siendo por tanto el principio de ordenamiento básico para la salud.

Es una técnica suave y profunda, respetuosa con el proceso de la persona.

Terapia craneosacral biodinámica es una aproximación holística al ser humano, proponiendo una visión del hombre en su totalidad, (aspectos físico, emocional, mental y espiritual).

Trabajar desde la biodinámica, requiere un respeto y la escucha profunda del proceso del paciente.

Se trabaja la PRESENCIA como proceso de toma de CONCIENCIA PLENA del SER.

En ese estado, solo existe QUIETUD.

Desde la Quietud emerge una nueva disposición y orden que regula nuestro estado de SER. Y esto es trabajo Biodinámico.

La propia inteligencia profunda de la Vida, con su capacidad inherente de organización y autorregulación será la que guíe el proceso y priorice lo que en cada momento se necesite solucionar con más urgencia.

En esta terapia el EGO del saber/conocer, tanto del paciente y del terapeuta, quedan a un lado, siendo ambos observadores del proceso que surge en cada encuentro.

Ante este despliegue, el terapeuta pasa de ser el “Dios supremo” que todo lo sabe, a ser un guía que acompaña el proceso espontaneo que surge, de cualquier sesión.

¿Cuantas sesiones son necesarias?

Debes tener en cuenta que lo que te ha traído hasta aquí, “el síntoma o la enfermedad”, no apareció ayer, sino que son años de experiencia de vida no digerida, que pueden empezar, a veces incluso, en el momento de la concepción.

Sabiendo que uno de los trabajos en Biodinámica es no usar las expectativas; y teniendo esto en cuenta, podemos hacer una “estimación” basada en la experiencia, en la cual los problemas leves, pueden tratarse en 2 o 3 sesiones, mientras que los casos más persistentes, agudos o crónicos, conllevan un proceso algo más largo.

El grado de respuesta puede depender de varios factores:

  • Cuánto tiempo está el problema o proceso;
  • La conciencia o conocimiento que tengamos sobre lo que nos ocurre o nos afecta;
  • El grado de daño de los tejidos afectados;
  • La vitalidad y el compromiso real de cada individuo…