Search
Drenaje linfático manual - Quiromasaje y terapias manuales Ciudad Real
fade
7352
page-template-default,page,page-id-7352,page-child,parent-pageid-7307,eltd-core-1.0,averly-ver-1.0,eltd-smooth-scroll,eltd-smooth-page-transitions,eltd-mimic-ajax,eltd-grid-1200,eltd-blog-installed,eltd-main-style1,eltd-disable-fullscreen-menu-opener,eltd-header-standard,eltd-sticky-header-on-scroll-down-up,eltd-default-mobile-header,eltd-sticky-up-mobile-header,eltd-dropdown-default,eltd-,eltd-fullscreen-search eltd-search-fade,eltd-disable-sidemenu-area-opener,wpb-js-composer js-comp-ver-4.12,vc_responsive
 

Drenaje linfático manual

-La salud no se pierde, solo se contiene y siempre está disponible-

El drenaje linfático manual, es una técnica manual, con fines terapéuticos y estéticos, en las que las manos del terapeuta son las que ejecutan todo el tratamiento. Gracias a la sensibilidad y contacto de unas manos experimentadas, el tratamiento se resuelve de una manera más efectiva, que el uso de cualquier aparatología especifica para ello.

El sistema linfático esta formado por una extensa red de vasos por los que circula la linfa. Sus funciones son muy claras y precisas:

  • Contribuye a mantener el equilibrio de los tejidos, drenando y transportando proteínas, líquidos y sustancias extrañas, para ser eliminados por el organismo.
  • Importante papel en la producción de células y anticuerpos, como parte del sistema inmunitario de defensa.
drenaje-linfatico-manual

Esta técnica estimula el recorrido natural del sistema linfático, favoreciendo la salida de los líquidos de los espacios intercelulares.

Estos líquidos en ocasiones se estancan, debido a que no hay una buena nutrición celular, ya sea por falta de ejercicio (vida sedentaria), mala circulación, mala alimentación…provocando en algunas ocasiones problemas edematosos, de circulación o de retención de líquidos.

Actuando mediante manipulaciones muy precisas, con un ritmo lento y rítmico, estimulamos las zonas más importantes para el correcto funcionamiento del mismo, entre ellas los ganglios linfáticos, principales depuradores y modificadores de la linfa.

Gracias al ritmo lento de sus manipulaciones, provocamos en el sistema un recuerdo del funcionamiento correcto y ayudamos al organismo a regularse de forma autónoma.